Internet

Gwyneth Paltrow lanza una vela que huele a su vagina

En un ejemplo de marketing y publicidad de alto nivel, la actriz Gwyneth Paltrow lanza una vela que huele a su vagina. Y eso no es todo, encima logra vender todas las unidades. A un precio de U$S75, el aroma de la vagina de Gwyneth despertó la curiosidad de los consumidores. Un producto elaborado a base de geranio, bergamota cítrica y absolutos de cedro yuxtapuestos con rosa de Damasco y semillas de ambrete, fue suficiente como para despertar las mayores fantasías jamás encontradas.

Gwyneth Paltrow lanza una vela que huele a su vagina

This smells like my vagina es el nombre que Heretic eligió para retratar a esta vela tan característica. Fabricada por Douglas Little, un perfumista de renombre que siempre ha querido experimentar con fragancias. Y quien dijo que trabajar con Gwyneth Paltrow fue una revelación, alegando que «La naturaleza es aterradora y misteriosa y salvajemente sexual, seductora y espiritual».

Gwyneth Paltrow lanza una vela que huele a su vagina
Douglas Little con Gwyneth Paltrow

Aunque usted no lo crea, el lanzamiento innovador se inició como una broma entre Gwyneth Paltrow y Douglas Little, cuando ambos estaban probando aromas juntos. Pensaron primero en un perfume pero luego decidieron que fuera una vela. Al realizar una prueba de venta se agotó en unas horas, logrando vender lo imposible. Casi casi como aquellos que querían vender aire embotellado.

Gwyneth Paltrow lanza una vela que huele a su vagina

Gwyneth Paltrow y su vela que huele a vagina lograron romper un mercado repleto de perfumes, con famosos de diferentes ámbitos que quieren imponerlos. No sería nada raro que muchos otros comiencen a experimentar con esto y pronto veamos desodorantes con olor a sovaco de Brad Pitt o a transpiración de Tom Cruise cuando correo. Nunca se sabe.

Ver esta publicación en Instagram

Pantene could never. #CommentsByCelebs

Una publicación compartida por Comments By Celebs (@commentsbycelebs) el

El que bromeó sobre el asunto fue Dwayne «La Roca» Johnson, al responderle a Adam Ray que al intentar hacer una vela con olor a sus bolas casi se las quema. Por eso terminó pensando en el shampoo.

Entradas Relacionadas

El blog como autobombo desmedido

Federico Picone

Google cambia la manera de visualizar resultados de búsqueda

Federico Picone

TypeRacer: Midiendo nuestra velocidad de tipeo

Federico Picone